Nosotros

Con la intención de concentrar los principios que le dieron vida a la Asociación Mexicana de Profesionales de la Edición AC (PEAC) y así fructificar sus esfuerzos para fortalecerse de manera independiente y autónoma, en 2010 el consejo directivo propuso que se elaborara un proyecto para descentralizar las actividades gremiales de las de formación profesional.

Como parte de esa descentralización, en 2011 se creó la Academia de las Artes de la Escritura, con la intención de garantizar la competitividad de los profesionales de la edición y las organizaciones interesadas en mantener su liderazgo comunicativo dentro de sus entornos, brindándoles apoyo formativo para mejorar el desempeño profesional de sus trabajadores.

Al desprenderse de la estructura de PEAC, el plan de formación profesional de la Academia de las Artes de la Escritura busca contribuir en la innovación para la transformación de conocimientos mediante diplomados, cursos, talleres, clínicas y laboratorios; tanto de actualización como formativos, a fin de que repercutan favorablemente en el desarrollo y posicionamiento de la industria del texto.

Valor agregado

Ser el brazo capacitador de PEAC permite que la
Academia de las Artes de la Escritura garantice

que el diseño de los programas que ofrece cu-
bra las necesidades comunicativas particulares

de cada disciplina del conocimiento; además de
asegurar que la impartición de los programas
esté a cargo de un cuerpo docente con formación
teórica y expertis de excelencia.

Metodología

El cuerpo docente de la Academia de las Artes de

la Escritura utiliza métodos y técnicas pedagógi-
cas innovadoras y siempre supervisadas; con la

intención de incidir en los alumnos para cambiar
los paradigmas tradicionales, desde la manera

de acercarse al texto como generadores de con-
tenido o las formas para intervenirlo y la actitud

con la que lo reciben en su calidad de recepto-
res, hasta su propia valoración profesional dentro

de las industrias culturales con un alto grado de
competitividad.

Amigos caminando sonrientes