El secreto del braille

Por siglos el braille ha sido el sistema de lectoescritura más importante para las personas con discapacidad visual, pero como a todo, la tecnología también lo ha alcanzado y, tal vez, no para bien. Te contamos la historia del braille: su origen, sus características y su futuro.


El sistema braille, más conocido como lenguaje para ciegos, es el que utilizan para escribir y leer las personas con discapacidad visual o ceguera completa. Su inventor fue el francés Louis Braille, nacido el 4 de enero de 1809. La historia de Braille es muy interesante; es de esas historias que muestran lo que hoy llaman «resiliencia». Un día que el pequeño Louis (con tan sólo tres años de edad) jugaba en la talabartería de su padre, tuvo un accidente y perdió un ojo.

Lo peor es que la tragedia no quedó ahí: dos años después una fuerte infección atacó su otro ojo, pero como la falta de recursos económicos impidió que sus padres lo llevaran al médico para que recibiera tratamiento médico, eso le provocó la ceguera total.


Louis tenía una particular aptitud para las ciencias lingüísticas, el álgebra y la música; como aprendió a leer gracias a que su padre le enseñó marcando las letras sobre una madera con tachas de lapicero, no tuvo dificultad para ganarse una beca que le permitió ingresar al Instituto Nacional para Jóvenes Ciegos a los 13 años. En el Instituto, Louis aprendió el sistema de escritura nocturna (inventado por Charles Barbier para que los soldados franceses leyeran en la oscuridad los mensajes, sin alertar al enemigo cuando encendían sus linternas) que el militar había llevado con la idea de que su método ayudara a las personas ciegas.


Braille lo aprendió sin dificultad y pronto se percató tanto de las carencias del sistema de Barber como de su potencial. Aunque todavía era un adolescente, años después lo simplificó y, para 1825, ya había creado la escritura braille; tal como la conocemos hoy en día.

¿Cómo es la escritura braille? La escritura braille consiste en distribuir una serie de puntos en relieve dispuestos en celdillas; cada una de ellas consta de seis puntos ordenados en dos líneas verticales. Los puntos pueden combinarse hasta 64 veces; cuando están en relieve representan una letra o signo de la escritura en caracteres visuales.

La presencia o ausencia de puntos permite además codificar los símbolos del lenguaje verbal; según la posición en la que el o los puntos aparezcan, se trata de una letra u otra. Pueden añadirse símbolos diferenciadores especiales para marcar las mayúsculas, las letras cursivas, los números y las notas musicales.


Como si fuera poco, el sistema braille también cuenta con caracteres especiales para escribir en otros idiomas e incluso en taquigrafía; no olvidemos que fue una escritura muy utilizada en el siglo XIX y gran parte del XX. El presente y futuro del Braille Desde su invención, el braille ha sido la puerta a la inclusión social: la alfabetización por medio del braille ha permitido aumentar el nivel educativo, la probabilidad de tener empleo y la forma de incrementar los ingresos de las personas. Con todo y que la tasa de desempleo entre los adultos ciegos es muy alta (alrededor del 70%), quienes saben braille aumentan sustancialmente (40%) sus posibilidades de obtener un empleo.

En las últimas décadas, la escritura braille se ha incorporado por disposición oficial a la vida cotidiana de muchos países; como Canadá y Paraguay, que lo emplean en sus billetes, o su uso en museos y galerías, estaciones de subterráneo o transporte público.


A pesar de todos estos esfuerzos y los beneficios que ha traído, la alfabetización braille se ha convertido en un enfoque menos importante que la tecnología ya que, en lugar de complementar el aprendizaje de este sistema, la está reemplazando; como las cámaras de los teléfonos inteligentes y los audiolibros que han hecho que los jóvenes tengan acceso a la información.


A ello hay que agregarle los sistemas digitales de reconocimiento sonoro de texto que los jóvenes prefieren. Todo indica que el sistema braille, de vital importancia para las personas con discapacidad visual durante siglos, hoy está cayendo en total desuso. Tú, ¿cuál crees que es el futuro del braille?

5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo