La RAE y la inteligencia artificial

A la Real Academia Española suele calificársele de arcaica, pero ¿cómo ves que ahora piensa marcar su normativa con medios tecnológicos?


No es nuevo que la RAE se ha apoyado de la inteligencia artificial para desarrollar herramientas y aplicaciones auxiliares de la normativa lingüística en los medios digitales; no, por lo menos ya tiene una década haciéndolo. Lo nuevo es que ahora se ha propuesto extender ese desarrollo a los procesadores digitales y los algoritmos que éstos utilizan. En 2019, junto con la empresa multinacional española de telecomunicaciones con sede central en Madrid, Telefónica, la RAE lanzó su proyecto Lengua Española e Inteligencia Artificial (LEIA) en el que ponía a disposición de todas las empresas tecnológicas el total de sus activos; es decir, tanto sus diccionarios como su gramática y su ortografía.


La intención era que las empresas tecnológicas utilizaran esas herramientas para entrenar los algoritmos de escritura, de autocorrección y de transcripción. Por lo que el proyecto incluye asistentes de voz, procesadores de texto, buscadores, chatbox, sistemas de mensajería instantánea y redes sociales.

El año pasado, en junio de 2021, a poco más de un año de haber asumido el cargo de director de la RAE, Santiago Muñiz Machado explicó:

Pretendemos que la inteligencia artificial hable español y que, además, lo hable bien [queremos] que las máquinas parlantes hablen bien y traduzcan mejor; [queremos] que el uso de nuestra lengua se adecue a los cánones que ha establecido la Real Academia Española desde hace 300 años.

A la iniciativa para integrar el proyecto LEIA en sus aplicaciones y herramientas se han sumado empresas digitales como Amazon, Google, Twitter, Facebook y Microsoft. Como se ve, lo más seguro es que en un futuro no muy lejano hablemos en español con las máquinas, tanto de manera oral como escrita.


Justo es a lo que se refiere la segunda parte del proyecto, pues considera que el lenguaje escrito de las máquinas debe ser, obviamente, lo más apegado posible a las normas de la RAE. Incluso, el sueño de Santiago Muñiz es que no pase mucho tiempo en el que las máquinas:


aprendan a escribir novelas y compitan con los grandes escritores que se sientan en los sillones de esta institución.


Muy español y fiel representante de la RAE, ¿no te parece?

7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo