Los retos de la imprenta en la Nueva España*

«Sería cosa muy útil y conveniente haber allá [en Nueva España] imprenta y molino de papel».

«Sería cosa muy útil y conveniente haber allá [en Nueva España] imprenta y molino de papel», escribió Fray Juan de Zumárraga al Consejo de Indias en 1530. La intención del franciscano era convencer a los miembros del Consejo de que contar con una imprenta en las nuevas tierras sería sumamente útil para facilitar y agilizar la evangelización.

El Consejo de Indias sabía que la única manera de impulsar la labor evangelizadora era difundiendo las biblias, los misales y demás textos religiosos en lenguas indígenas. Por lo mismo no tardó en responderle al obispo, asegurándole que nombrarían a un español para que instaurara la imprenta en la Nueva España.

La labor recayó en Juan Pablos Lombardo, apoderado de Juan Cromberger, dueño de la imprenta más importante de Sevilla. Así, con Pablos a la cabeza y con el equipo y los fondos necesarios, en 1536 se estableció la primera imprenta de América.

Pero no todo fue bien al principio. Juan Pablos nombró a su sucursal «Casa de las Campanas» y dos años después de su inauguración, el impresor no había podido publicar gran cosa. Según el obispo Zumárraga, la causa no se debía a la novedosa máquina o a la falta de imprimydor, sino a que el Consejo de Indias no se había interesado por montar el molino de papel; también requerido por el fraile en aquella solicitud de 1530, junto con la imprenta.

En tales condiciones, la única manera como Juan Pablos podía darse gusto de echar a andar su flamante imprenta era importando el papel desde Castilla; lo que obviamente no sólo desalentó la producción sino incluso la detuvo debido a lo elevado de los costos.

«Poco se puede adelantar en lo de la imprenta por la carestía de papel, que ésta dificulta las muchas obras que acá están aparejadas», se quejaba Zumarraga en su memorial de 1538. Si bien tanto el obispo como el impresor disponían de un buen número de obras listas para ver la luz, al no contar con el material indispensable nada podían hacer sino (ellos) practicar su paciencia y esperar, y las obras permanecer almacenadas.

Aunque la falta de papel sirvió años después como medida de control político, lo sucedido durante los primeros años del establecimiento de la imprenta en la Nueva España nos muestra hoy lo importante que es cada uno de los eslabones de la cadena de producción: si uno falla o es defectuoso, el motivo de nuestro interés y a veces hasta pasión nunca verá la luz.

Pero esto no sólo se refiere a los materiales, ya que no se hacen solos, sino al conocimiento, a la ética y a la armonía con la que se trabaje; de no hacerlo, cualquier industria –inevitablemente– se verá en crisis. Y la industria editorial no es la excepción.


*Beatriz Alcocer

Alumna del diplomado en Corrección Profesional de Estilo y Consultoría Editorial


#FrayJuandeZumárraga #NuevaEspaña #imprenta

Inscríbete ahora a los cursos de enero y febrero y aprovecha el DESCUENTO DE $300 PESOS que tenemos para ti.

Inscríbete antes del 31 de enero.

Dale click en la imagen de tu curso favorito e inscríbete antes del 31 de enero. ¡Aprovecha esta gran promoción!

#redessociales #socialmedia #communitymanager #marketingdigital

#aprendizaje #correctores #editores #editorial #edición #CDMX #Coyoacán #editor #enseñanza #cursos #talleres

0 vistas

Contacto


Teléfonos: 6305-7864 y 5604-0686

WhatsApp: 55 2510 5455

Mail: informes@aae.mx

Dirección

Tlapancalco 43, Barrio de Santa Catarina, Coyoacán, Ciudad de México, CP 04010

Política de privacidad >>

© 2019  |  Todos los derechos AAE


Sitio web desarrollado por Marketing360Mx

¡Escríbenos!
Recibe promociones, descuentos y publicaciones digitales